Convenio entre España y Barbados

Convenio de Doble Tributación entre España y Barbados

El Boletín Oficial del Estado (BOE) de España de hoy publica un nuevo Convenio para evitar la Doble Imposición en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y prevenir la evasión fiscal (CDI), en este caso, entre España y Barbados hecho en Bridgetown el 1 de diciembre de 2010.

Como resultado de las listas negra y gris de la OCDE contra los paraísos fiscales, Barbados se ha esforzado en salir de las mismas, con cierto éxtio.

IIC en Paraisos Fiscales

Socios o partícipes de IIC domiciliadas en un paraíso fiscal.

Se imputará cada año como plusvalía la diferencia positiva entre el valor de liquidativo al día que concluye el período impositivo, y el valor de adquisición. La imputación mínima será del 15% del valor de adquisición, salvo prueba en contrario. A efectos de cálculo de la plusvalía para el ejercicio siguiente, la cantidad imputada se considerará mayor valor de adquisición. La posible diferencia negativa entre el valor de cierre y el de adquisición no tendrá la consideración de deducible.

Ganancias de capital en los Convenios
Las ganancias derivadas de la enajenación de cualquier clase de bienes no inmobiliarios, sólo pueden someterse a imposición en el Estado en que resida el transmitente (Por ejemplo, venta de acciones de empresa española por residente en el Reino Unido. La plusvalía estará exenta en España).

Dividendos en los Convenios

Los Convenios de Doble Imposición siguen un régimen de tributación compartida respecto a los dividendos, en el sentido de que los mismos pueden gravarse en el Estado de residencia del perceptor, y en el Estado de donde los dividendos proceden, si bien, en este caso, a un tipo limitado que generalmente se cifra en el 15%.

Por tanto, cuando un residente de un Estado que tenga suscrito Convenio con España perciba dividendos de una entidad española, los mismos podrán someterse a tributación en España al tipo limitado previsto en el Convenio (generalmente el 15%).

En el caso de Suecia y el Reino Unido, de acuerdo al art. 10 de su Convenio, los dividendos se someterán a tributación en estos dos países, y pueden someterse también a tributación en España hasta un máximo del 10% del importe bruto de los dividendos si la sociedad matriz es una sociedad que posee directamente al menos el 50% del capital de la sociedad filial, en el caso de la matriz sueca, o el 10% de los derechos de voto en el caso de una matriz inglesa, siempre que esta posesión consista en acciones que se han adquirido por lo menos un año de antelación a la fecha en que los dividendos se devenguen o abonen. En caso de que la participación fuera menos, la tributación sería de un 15%.

No obstante, aquí sería de aplicación la Directiva Matriz / Filial por ser más beneficiosa que el Convenio.