Convenio entre España y Barbados

Convenio de Doble Tributación entre España y Barbados

El Boletín Oficial del Estado (BOE) de España de hoy publica un nuevo Convenio para evitar la Doble Imposición en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y prevenir la evasión fiscal (CDI), en este caso, entre España y Barbados hecho en Bridgetown el 1 de diciembre de 2010.

Como resultado de las listas negra y gris de la OCDE contra los paraísos fiscales, Barbados se ha esforzado en salir de las mismas, con cierto éxtio.

Bancos Australianos y España

Bancos Australianos y España

Para dolares australianos en España

Algunos inversores quieren utilizar el dolar australiano como refugio ante la nueva recesión

Si alguien se pregunta qué bancos australianos tienen presencia en España, la respuesta es – en España ninguno. Los grupos internacionales grandes si que tienen presencia en ambos países, sin embargo no es el mismo banco y en cada país operan de forma independiente. En el Citibank España podría ser posible realizar algunos trámites de Corporate banking en Australia a través de una filial en España pero habría que coordinarlo primero con una filial australiana.

Abajo la lista:

BANCOS AUSTRALIANOS CON PRESENCIA INTERNACIONAL:
1) Commonwealth Bank
http://www.commbank.com.au
En Europa están en UK y Malta
2) Westpac
http://www.westpac.com.au/
En Europa están en UK
3) ANZ
http://www.anz.com
En Europa están en UK y Alemania

EJEMPLOS DE BANCOS INTERNACIONALES CON PRESENCIA EN AUSTRALIA Y ESPAÑA:
1) CITYBANK
http://www.citibank.com.au/ Citybank Australia
http://www.citibank.com/spain Citybank España
2) HSBC
http://www.hsbc.com.au/1/2/
http://www.hsbc.es

 

Fiscalidad Argentina – Febrero 2011

SÍNTESIS NORMATIVA: TRIBUTARIA Y DE SEGURIDAD SOCIAL MES DE FEBRERO DE 2011       NORMA Y NÚMERO –  B.O. – TEMA SÍNTESIS NORMAS TRIBUTARIAS   Resolución General Nº 3029 (A.F.I.P.)B.O.: 16-02-2011IMPUESTO AL VALOR AGREGADO Convenios de recaudación. Servicios prestados por instituciones bancarias y no bancarias. Retribuciones por el servicio de recaudación. Resolución General Nº 3649 (DGI). Su sustitución. Mediante la …

Claves para entender las hipotecas multidivisa | economiaToday
http://www.economiatoday.com/

Las divisas más utilizadas son el dólar americano, el dólar australiano, el dólar neozelandés, el yen japonés y el franco suizo, en algunos casos puede cambiarse al euro. Dependiendo de las tendencias de las divisas y sus tipos de interés

 

Retención de intereses segun el convenio

El art. 11 del Convenio establece que los intereses procedentes de un Estado contratante, y cuyo beneficiario efectivo sea residente del otro Estado contratante, pueden someterse a imposición en este otro Estado. Sin embargo, estos intereses pueden someterse a imposición en el Estado contratante del que proceden, y de acuerdo con la legislación de este Estado, pero el impuesto así exigido no puede exceder del 12 por 100 del importe bruto de los intereses.

Si estas circunstancias no se dan, la retención por intereses, por regla general, es del 19% en el 2010, pero pueden aplicarse mejores condiciones si así lo indica el Convenio para evitar la doble tributación. Por ejemplo, de acuerdo con el indicado convenio de doble imposición firmado con el Reino Unido (artículo 11; ver más abajo), esta retención ha de ser del 12%. La sociedad del Reino Unido, al tratarse de una persona jurídica no residente, sin establecimiento permanente en España, no se le exige presentación de declaración alguna en España toda vez que ya se le ha practicado la retención por parte de la sociedad española.

Como se señaló más arriba, hay una importante excepción: la disposición anterior no se aplica si el beneficiario efectivo de los intereses, residente de un Estado contratante, ejerce en el otro Estado contratante del que proceden los intereses, un comercio o negocio mediante un establecimiento permanente situado en él, o presta en ese otro Estado servicios profesionales mediante una base fija y el crédito que genera los intereses está vinculado efectivamente con dicho establecimiento permanente o base fija. En este caso se aplicarán las disposiciones del artículo 7 o del artículo 14 del Convenio, según proceda.
Por otro lado, debe tenerse en cuenta que, según el Convenio, cualquier disposición legal de uno de los Estados contratantes en virtud de la cual los intereses pagados por una sociedad a otra se consideren como un dividendo o distribución, que no es deducible como gasto al calcular los beneficios sometidos a imposición de la sociedad pagadora, no se aplicará cuando los intereses se paguen a una sociedad residente del otro Estado contratante que sea su beneficiaria efectiva. Esta norma no será aplicable cuando más del 50 por 100 del derecho al voto de la sociedad últimamente mencionada sea poseído, directa o indirectamente, por residentes del Estado mencionado en primer lugar.
Finalmente, debe tenerse en cuenta que las disposiciones de este artículo no se aplican si el crédito por el que se pagan los intereses se creó o cedió con el fin primordial de conseguir los beneficios contenidos en este artículo y no por razones de buena fe comercial.

Pago intereses a sociedad UE

El pago de intereses realizado por una sociedad residente en España a sociedades asociadas comunitarias

De acuerdo con lo establecido en el artículo 14 de la Ley del IRNR estarán exentos en España los intereses obtenidos sin mediación de establecimiento permanente por residentes de otro Estado miembro de la Unión Europea o, por establecimientos permanentes de dichos residentes situados en otro Estado miembro de la Unión Europea, no siendo de aplicación la exención cuando los rendimientos sean obtenidos a través de países calificados como paraísos fiscales.

Es decir, la normativa interna española es mucho menos restrictiva que la «Directiva sobre intereses y cánones» a la hora de fijar los requisitos necesarios para la aplicación de la exención, bastando, sin más, con que el perceptor sea residente en la Unión Europea y no exigiendo por tanto que se trate de sociedades asociadas.

Directiva Matriz / Filial

Directiva Matriz/Filial

La «Directiva matriz/filial» establece la neutralidad fiscal en el reparto de dividendos de una filial a su matriz. Dicha neutralidad fiscal debe producirse tanto como consecuencia de la no tributación del dividendo percibido por la matriz, como eximiendo de retención en origen la distribución del dividendo que se realice. Por otro lado, el ámbito de la neutralidad fiscal ha sido ampliado al pago de beneficios a un establecimiento permanente de una sociedad matriz y la percepción de dichos beneficios por dicho establecimiento permanente, en virtud de la modificación introducida en la «Directiva matriz/filial» por la Directiva 2003/123/CE.

Así, la «Directiva matriz/filial» establece por un lado que, cuando una sociedad matriz o un establecimiento permanente de ésta, reciban beneficios distribuidos por motivos distintos de la liquidación de la matriz, el Estado de la sociedad matriz y el Estado del establecimiento permanente deberán: (i) o bien abstenerse de gravar dichos beneficios; o (ii) gravarlos,
pero autorizando al mismo tiempo a la sociedad matriz o al establecimiento permanente a deducir de su impuesto la fracción del impuesto relacionado con dichos beneficios y satisfecho por la filial y toda filial de ulterior nivel.

En este sentido, de acuerdo con la modificación introducida por la Directiva 2003/123/CE en la
«Directiva matriz/filial», se considera que una sociedad tiene la condición de matriz cuando posea en el capital de una sociedad de otro Estado miembro una participación mínima del 20%, requisito que se cumple en el caso planteado.

Además, la «Directiva matriz/filial» establece que, a partir del 1 de enero de 2007, el porcentaje mínimo de participación será del 15% y a partir del 1 de enero de 2009 del 10%.

Finalmente, se establece que cada Estado miembro tiene la facultad de no aplicar la Directiva a
aquellas de sus sociedades que no conserven, durante un periodo ininterrumpido de por lo menos dos años, una participación que le otorgue la calidad de sociedad matriz, ni a las sociedades en las cuales una sociedad de otro Estado miembro no conserve durante el mismo periodo una participación semejante.

No debemos olvidar que, además del grado mínimo de participación, la «Directiva matriz/filial» exige que ambas sociedades, matriz y filial, revistan alguna de las formas enumeradas en el Anexo a la propia Directiva, que estén domiciliadas fiscalmente en un Estado miembro y, que estén sujetas y no exentas al impuesto sobre sociedades existente en cada país (Art. 2 Directiva 90/435/CEE). En este sentido, el Acta de Adhesión modifica la «Directiva matriz/filial» en el sentido de incluir el nombre del impuesto sobre sociedades al que en cada nuevo Estado miembro debe de sujetarse la renta, así como la forma jurídica que han de revestir las sociedades.

Pago intereses a no residente UE

Pago de intereses a no residente comunitario

La Directiva 2003/49/CE del Consejo de 3 de junio de 2003 relativa a un régimen fiscal común aplicable a los pagos de intereses y cánones efectuados entre sociedades asociadas de diferentes Estados miembros («Directiva sobre intereses y cánones») viene a establecer con carácter general la exención en el pago de intereses y cánones procedentes de un Estado miembro, siempre que el beneficiario efectivo sea una sociedad de otro Estado miembro. La exención sólo es aplicable cuando la sociedad pagadora de intereses o cánones es una «sociedad asociada»
de la sociedad que sea beneficiaria efectiva de aquellos. El art. 3 b) de la Directiva 2003/49/CE define «sociedad asociada» de otra a aquella en la que se pueden dar las siguientes circunstancias: (i) dicha sociedad tiene una participación directa mínima del 25% en el capital de la sociedad; (ii) la otra sociedad tiene una participación directa mínima del 25% en su capital; o (iii) una tercera sociedad tiene una participación directa mínima del 25% tanto en su capital como en el capital de la otra sociedad.

La «Directiva sobre intereses y cánones» establecía para los Estados miembros la obligación de adoptar las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para su cumplimiento a más tardar el 1 de enero de 2004 con excepción hecha de Grecia y Portugal, países para los que se establecía un régimen transitorio (que luego se aplicó también a Letonia, Lituania y Polonia) de hasta 8 años.

De acuerdo con todo lo anterior podemos concluir que, actualmente, el pago de intereses por una sociedad residente en España a una sociedad asociada que sea beneficiaria efectiva (o cuyo establecimiento permanente sea tratado como beneficiario efectivo), residente en un Estado miembro de la Unión Europea, estará exento de retención conforme a la normativa comunitaria analizada.

Tributacion de No Residentes de SICAV

Tributacion del No Residente
Las rentas obtenidas por el no residente derivadas de fondos de inversión generarán ganancias y pérdidas patrimoniales, que se materializarán en el momento de la enajenación. Como regla general, las ganancias patrimoniales tributan al tipo del 18%, pero se aplican importantes exenciones (esencialmente, la matriz está en un país de la Unión Europea o exista un Convenio de Doble Imposición).

Así, y de acuerdo con el art. 14.1.I) Y 14.2 LEY Impuesto sobre la Renta de los No Residentes (IRNR), el Real Decreto Legislativo 5/2004 y la Decisión de la D.G.T. de 06.03.02, las rentas derivadas de las transmisiones de valores o el reembolso de participaciones en fondos de inversión realizados en alguno de los mercados secundarios oficiales de valores españoles, ES DECIR, TRATANDOSE DE SOCIEDADES DE INVERSION, CUANDO SE TRANSMITAN EN EL MERCADO ACCIONES DE SOCIEDADES ADMITIDAS A NEGOCIACION Y, TRATANDOSE DE FONDOS DE INVERSION, CUANDO SE OBTENGA EL REEMBOLSO DE PARTICIPACIONES CUYO VALOR LIQUIDATIVO SEA PUBLICADO DIARIAMENTE EN EL BOLETIN DE COTIZACION DE LA BOLSA DE VALORES QUE CORRESPONDA, obtenidas por personas físicas o entidades no residentes, podrán quedar exentas de retención siempre que el país de residencia tenga suscrito con España un Convenio para evitar la Doble Imposición con cláusula de intercambio de información.
Es decir, para que no se aplique la retención, en el caso de las rentas descritas anteriormente:
A) HA DE TRATARSE DE UNA PERSONA FISICA O ENTIDAD QUE OPERE SIN E.P. EN ESPAñA.
B) HA DE SER RESIDENTE FISCAL EN UN ESTADO QUE TENGA SUSCRITO CON ESPAñA UN C.D.I. CON CLAUSULA DE INTERCAMBIO DE INFORMACION.
C) LA ENAJENACION DEBE REALIZARSE EN UN MERCADO SECUNDARIO OFICIAL DE VALORES ESPAñOLES,.
D) LA RENTA NO SE OBTENGA A TRAVES DE UN PAIS O TERRITORIO CALI- FICADO REGLAMENTARIAMENTE COMO PARAISO FISCAL.

Todos los Convenios de Doble Imposición suscritos por España con otros países poseen cláusula de intercambio de información, excepto el Convenio de Doble Imposición España-Suiza, pero incluso este permite la no retención.
En resumen, el régimen de la exención es el siguiente:
– Residentes en un país de la Unión Monetaria: exentos de retención (como se verá más adelante).
– Residentes en países que tengan suscrito Convenio con España para evitar la Doble Imposición con cláusula de intercambio de información: se atenderá a lo que establezca el convenio.
– Residentes en países distintos a los mencionados en los 2 puntos anteriores, incluidos los llamados “paraísos fiscales”: se aplicará una retención del 18%, considerada como pago definitivo del impuesto.
– No residentes que operan mediante establecimiento permanente en España: les será de aplicación el régimen general de retenciones del 18%.

Si existiera retención, el retenedor o el obligado a ingresar a cuenta sobre la plusvalía derivada de la transmisión o reembolso de títulos de IIC deberá presentar la declaración e ingreso de retenciones e ingresos a cuenta del Impuesto sobre la Renta de no Residentes.
El régimen de diferimiento señalado en el apartado sobre reembolso o transmisión de participaciones o acciones será igualmente de aplicación a los socios o partícipes de IIC, reguladas por la Directiva 85/611/CEE del Consejo, de 20 de diciembre de 1985, distintas de las constituidas en paraísos fiscales, constituidas y domiciliadas en algún Estado miembro de la Unión Europea e inscritas en la CNMV, a efectos de su comercialización por entidades residentes en España.